Jose J. Fernández Programador. Desarrollador web y SEO en León

¿Por qué utilizar -o no- las www en mi nombre de dominio?

Jose J. Fernández

En nuestra página web, está en nuestras manos decidir si utilizamos www. delante del nombre de dominio o si no lo hacemos. Es decir, que nuestra web sea www.josejfernandez.com o simplemente josejfernandez.com, por ejemplo.

No es algo que vaya a marcar la diferencia de manera excesiva en nuestro proyecto online, ya que no hay muchas diferencias entre usarlo o no usarlo, pero sí que hay que pensar un par de cosas antes de tomar esa decisión. Lo más importante es que, decidamos lo que decidamos, no cambiemos de opinión más adelante.

¿Qué es y para qué sirve un dominio? ¿Qué es www.?

Para explicar los motivos a favor y en contra de utilizar www., es necesario saber qué es un dominio y por qué los necesitamos. Voy a explicarte lo indispensable en unos pocos párrafos.

El nombre de dominio no es más que un nombre en formato nombre.extensión, como puede ser por ejemplo google.es. Existen numerosas extensiones, como .es, .com, .net… por mencionar las más conocidas. Estas extensiones reciben el nombre de dominios de primer nivel, o TLD. Al registrar un dominio, no podemos crear un TLD nuevo, sino simplemente elegir uno de entre los existentes.

Lo que sí que podemos crear a nuestro antojo es el nombre de dominio, lo que va antes de la extensión, y que será único para nosotros. No podemos registrar un dominio que ya exista, aunque sí podemos buscar otros TLD para el dominio que queremos. ¿Que jose.es ya existe? Pues podemos probar con jose.com, con jose.net… Y así hasta dar con uno que no esté registrado.

En Internet, existen ordenadores que ofrecen servicios accesibles por otras personas. A estos ordenadores los llamamos “servidores”. Algunos de esos servicios pueden ser páginas web, ficheros compartidos mediante FTP, conexión de control remoto con SSH… entre otros muchos servicios que existen.

Para acceder a esos servicios necesitamos saber la dirección IP de esos servidores. Una dirección IP puede ser 192.168.100.17. Memorizar esas direcciones IP es complicado, mientras que recordar nombres nos resulta mucho más sencillo. Por eso existen los nombres de dominio: para facilitarnos acceder a recursos de Internet.

Los dominios apuntan hacia direcciones de IP. Eso quiere decir que cuando escribes un nombre de dominio en tu navegador y pulsas enter, lo que hace tu navegador es averiguar a qué dirección de IP apunta ese dominio. Luego, el navegador se conecta con esa IP y solicita el servicio, en este caso te muestra en pantalla la página web que el servidor le envía.

Para concluir la explicación, debes saber que un dominio puede tener subdominios, que siguen el formato de subdominio.dominio.extensión, como por ejemplo mail.google.es. Sabiendo eso, ahora ya sabes que www. es un subdominio de tu nombre de dominio.

¿Y por qué íbamos a querer utilizar subdominios? Imagina que tienes algo más que una página web, que ofreces servicios como FTP, correo electrónico, control de versiones de programa (SVN, Git)… Puedes utilizar un subdominio para cada servicio: ftp.ejemplo.com, email.ejemplo.com, svn.ejemplo.com… De forma que todo sea más sencillo para quienes acceden a los servicios que proporcionas.

Pero es más: podría ser que tuvieras tantos usuarios que un sólo servidor ya no fuera suficiente, y que necesitaras un servidor para cada servicio. Podrías hacer que cada subdominio apuntara a una IP distinta. ¿Lo vas entendiendo? O incluso que un subdominio apuntara a otro dominio… Y muchas cosas más que permite el sistema de dominios.

A FAVOR de utilizar www.

Ahora que sabemos qué es www, cómo funciona y para qué sirve un dominio y un subdominio, vamos a ver los motivos que pueden hacer que nos decantemos por tener www en nuestra página web. Algunos son temas técnicos y/o avanzados, pero nadie dijo que esto fuera sencillo.

  • Ahorrar ancho de banda con cookies. Si tienes tu página en el dominio sin www., las cookies que envía tu servidor son de la forma *.ejemplo.com. Imagina que tu web crece tanto que ahora te interesa servir el contenido estático (imágenes, css) desde un CDN situado en un subdominio (cdn.ejemplo.com). Pero, como las cookies son *.ejemplo.com (se aplican a todos los subdominios de ejemplo.com), cuando accedes al subdominio también se envían, y el navegador las recibe y las reenvía al servidor.

    En algunos casos esto puede suponer que reduzcas la efectividad de la caché, perdiendo ancho de banda por cargar más veces las imágenes. La carga de cookies también utiliza ancho de banda. No demasiado, pero ya es algo. Más información sobre este asunto en inglés. Una posible solución sería utilizar un dominio diferente para el CDN, como hacen Yahoo y Amazon, de modo que las cookies de tu dominio no se apliquen en éste.

    Si tu web estuviera en el subdominio www.ejemplo.com, las cookies serían de la forma www.ejemplo.com, y no se aplicarían a ningún otro subdominio, como cdn.ejemplo.com, de modo que ahorrarías ancho de banda.

  • No puedes apuntar tu dominio principal hacia otro dominio con una entrada tipo CNAME en la gestión de tu dominio. Esto te limita en tanto en cuanto no podrías apuntar tu dominio principal hacia varios subdominios externos (mediante registros CNAME en tu DNS), por motivos de balanceo de carga.

    Necesitarías utilizar un subdominio (www.) en ese caso. Más información sobre este tema en inglés.

  • Si tu proveedor de alojamiento es Heroku, ellos mismos alertan sobre el uso de www., incitándote a usarlo. Lo hacen porque si apuntas tu subdominio hacia el subdominio que ellos te proporcionan (recuerda el punto anterior, no puedes utilizar CNAME en tu dominio principal), ellos en caso de emergencia, como por ejemplo si el servidor de Heroku que aloja tu web we ha caído, ellos pueden modificar su subdominio en sus propios servidores DNS para que apunte a un servidor que funcione correctamente y evitar que tu web aparezca caída. Como tu www. estaría apuntando a su subdominio y éste a otro servidor que funcionara, Heroku te habría ayudado a mostrar tu web, aunque el servidor donde estaba se hubiera caído.

    Si apuntaras directamente a su IP, cosa a la que estarías obligado si no tuvieras www., ellos no podrían modificar la configuración de tu dominio ni tampoco modificar los suyos para ayudarte, por lo que tu web aparecería offline. Más información en inglés.

EN CONTRA de utilizar www.

Los motivos para no utilizar las www. son más bien estéticos o de comodidad. Creo que en la actualidad no tienen tanto peso, ya que es muy sencillo apuntar las URL en los marcadores del navegador o en algún otro sitio. Vamos a ver al detalle por qué podemos decidirnos a no utilizar el subdominio www.

  • La mayoría de los sitios web nunca tendrán la necesidad de plantearse ninguno de los puntos anteriores porque nunca llegarán a tener el tráfico suficiente. Por lo tanto, no existe ninguna necesidad de utilizar el www. por motivos de balanceo de carga, ni por las cookies, ni por nada similar. La mayoría de dominios que utilizaremos normalmente serán simplemente webs de pequeño o mediano tamaño, que no sacarán provecho de optimizar estos aspectos.
  • Tampoco es necesario utilizar ningún subdominio para alojar varios servicios en un mismo servidor. Cuando intentas acceder al servicio de email en ejemplo.org, el cliente de email intenta acceder mediante un puerto determinado (el 465, por ejemplo). El programa servidor de email está a la escucha en ese puerto, por lo que no hay problema aun sin utilizar subdominio. Los puertos son independientes de qué nombre de dominio utilicemos, ya que te recuerdo que el dominio apunta a una IP, no a un puerto. Si se intentan ver páginas web en ejemplo.org, el navegador accede mediante el puerto 80 de forma automática, en el cual está escuchando el servidor web, por lo que la página web se descarga sin problemas. En resumen: no hay problemas derivados de no utilizar www. ni la necesidad real de hacerlo.
  • Es más cómodo no escribir las www, y no utilizarlo resulta en URLs más cortas.

¿Por cuál me decido?

Desde el punto de vista del SEO no hay diferencias entre usar www o no usarlo. Por lo tanto, el aspecto de posicionamiento puede dejarse a un lado a la hora de decidir.

La mayoría de puntos a favor son motivos técnicos, pero casi nunca tendrás la necesidad ni siquiera de planteártelos. Por el contrario, los puntos en contra de utilizarlo son meramente estéticos o visuales. No hay motivos técnicos para justificar la no utilización de www. en tu página web.

Si planeas crear el siguiente Facebook o si tienes unas buenas expectativas de crecimiento, utiliza www. No hay motivos de peso para no hacerlo. Si no es tu caso, bien porque estás creando una web pequeña o bien porque no crees que vaya a tener demasiado tráfico, elige lo que quieras, con o sin www. Es una cuestión de preferencias.

Por otro lado, existe la posibilidad de que tu nombre de dominio quede mejor de una de las dos maneras. Por ejemplo, wwwhatsnew.com no necesita las www porque ya las incluye en el nombre. Quizá a tu dominio le quede estéticamente bien ponerlas o quitarlas. Es otro factor, ¿no?

Precauciones en relación a www.

Elijas lo que elijas tienes que asegurarte de lo siguiente:

  • Redirige a la versión correcta. Si un usuario accede a la otra versión de la URL tiene que ser redirigido mediante 301 hacia la versión correcta. Si has escogido no utilizarlas, detecta cuándo un visitante accede con www y redirige a la versión del dominio que no las usa, y al revés.
  • Redirección en caso de cambio. Si cambias en algún momento de decisión, redirige toda tu web mediante 301 hacia la nueva versión. TODA tu web. Todas las URLs. De todos modos, evita hacer el cambio porque, ahora sí, el posicionamiento sí se vería afectado. Las redirecciones 301 reducen el posicionamiento, aunque no tanto como no hacerlas. Si te ves obligado a cambiar, redirige. Si no, no cambies.

Mauricio Sevilla 2014-08-24 - 23:17

Excelente aporte, solo que no entendí un ítem de los puntos a favor de usar WWW, donde te refería a que no se puede apuntar un dominio principal hacia otro con CNAME. ¿A qué te refieres con problemas de balanceo de carga?

Jose J. Fernández 2014-08-26 - 16:43

Gracias por pasarte, Mauricio.

En los registros del DNS de un dominio sólo puede haber una directiva CNAME para un nombre de host determinado. Es decir, el subdominio www en ejemplo.com puede tener una directiva CNAME u otras, pero no CNAME y otras.

El dominio principal ejemplo.com necesita tener directivas NS (para los servidores DNS), por lo que no puede tener una directiva CNAME (recuerda, es si hay CNAME no puede haber otras). Utilizamos CNAME para apuntar a otro nombre de host en lugar de a una IP. Si necesitas a puntar tu web a un nombre de host distinto necesitas por tanto utilizar un subdominio.

Luego, por motivos de balanceo de carga, lo mismo de antes. Si puedes apuntar tu dominio a un nombre de host, ahí puedes realizar balanceo de carga por DNS. No puedes hacerlo si tu dominio principal ya apunta a tu web, porque no puedes apuntarlo a otro nombre de host.

Al final, para blogs como el mío o webs sencillas da lo mismo porque no será fácil que nos tengamos que enfrentar a problemas como esos :) pero en otros casos sí. Tomes la decisión que tomes, lo mejor es mantenerla por motivos de posicionamiento.

No se mostrará públicamente.

Un enlace a tu blog o página web.